--- COFRADIA NTRA. SRA. DEL MAYOR DOLOR Y CRISTO DE LA BUENA MUERTE. ---
   
  Cofradia Nuestra Seņora del Mayor Dolor y Cristo de la Buena Muerte
  Un Cofrade Ejemplar
 

 

Señor, haced de mí un instrumento de tu paz:
que allí donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga perdón;
donde haya discordia ponga unión;
donde haya error, ponga verdad…
 
Desde esta pagina, queremos recordar a nuestra hermana cofrade, querida por todos, Maribel.
 
Se nos hace poco espacio para poder expresar nuestros sentimientos y menos aún para relatar la labor que desarrolló en esta Cofradía. Fue uno de nuestros primeros hermanos que perteneció y fundó la misma.
 
En el año 2008 coincidiendo con la celebración del XX aniversario de la Cofradía inició un borrador, su ilusión era escribir en esta revista pero le faltó tiempo para contarnos las experiencias, dificultades y anécdotas que encontraron desde los comienzos. Hacer realidad un proyecto común, les hizo hasta pedir dinero casa por casa. Nos hubiese contado cuando se cosieron a mano los faldones, se rompieron los apoyos de las andas, cuando se compraban las flores y el Viernes Santo a la hora de preparar el paso estaban cerradas o quemadas, la angustia de ver que el cielo se cubría de nubes y amenazaba lluvia para la procesión.
 
Los escasos recursos económicos y el poco apoyo, se suplían por ilusión, entusiasmo y esfuerzo; ella supo mantener ese espíritu hasta el final. Su optimismo prevalecía ante los problemas que siempre surgía, mediaba ante opiniones encontradas y destacaba por su generosidad y entrega desinteresada.
 
Ntra. Sra. del Mayor Dolor fue un gran referente en la vida de nuestra hermana Maribel, comenzó a amarla en su infancia, cuando ensayaba en el coro del Padre Mora y quedó impregnada de su espiritualidad hasta los últimos días de su vida. Siempre le acompañó ése espíritu franciscano, motivo por el que el inicio y fin de este recuerdo divide la oración por la paz de San Francisco de Asís.
 
La mirada de nuestra imagen refleja el mayor dolor de una madre, al perder a su hijo, Jesús. El mayor dolor de todos los hermanos de esta Cofradía fue perder a nuestra hermana Maribel. Mantenerla en nuestro recuerdo y presente en nuestras oraciones hará que su ausencia física no sea tan dolorosa.

           GRACIAS MARIBEL

 donde haya duda, ponga fe;
 donde haya desesperación, ponga esperanza
 donde haya tinieblas, ponga luz;
 donde haya tristeza, ponga yo alegría.
 
  Hoy habia 1 visitantes (15 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Creada por Estomil 2008  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=